14.3.17

Matar a un ruiseñor: Review


¡Buenas! Hoy voy a reseñar un clásico famosísimo. Es un libro muy bonito que nos regala una perspectiva inocente y vivaz.

Tomando lugar en Alabama durante la Gran Depresión, cuenta la historia de la familia Finch, narrada por Scout, la hija menor. Ella y su hermano Jem comparten aventuras de verano con su vecino Dill tratando de espiar a un hombre que no ha salido de su casa en años. Pero un verano, los juegos dejan de ser el centro de atención de los niños, que se ven afectados por el nuevo caso de su padre: debe defender a un negro. La vida como la conocían no volverá a ser igual, los protagonistas deberán dejar su inocencia a un lado y mirar al mundo como es en realidad.

El contexto es muy importante en esta historia. Es necesario saber que en los EE.UU los estados del sur (como Alabama) peleaban a favor de la esclavitud. El racismo en esos territorios siguió siendo un problema muy grave incluso años después. Sin embargo, esto es solo una fracción del argumento: el libro no llega a profundizar en estos temas porque está narrado desde la simple perspectiva de una niña. Teniendo como resultado una lectura fresca que te lleva simultáneamente por los juegos de Scout, Jem y Dill. Me fue muy grata la lectura de esta forma, si el libro fuera más adulto sería demasiado amargo.

Los personajes son sencillos pero tienen su carisma y peculiaridades. Atticus (el padre de los Finch) es muy querido por todos en general. A mí me pareció un poco exagerada esa atención al personaje, pero sí es memorable de algún modo. Sí me pareció bellísima la relación de Jem y Scout: son muy unidos pero la diferencia de edad los va separando poco a poco. Son cosas de la vida pero en el fondo siguen siendo tan unidos como antes. Después hay muchos personajes secundarios, que serían los vecinos del pueblo, y ¡oh cielo santo! Prácticamente cada capítulo de Los Simpsons en el que Bart tiene que trabajar para una anciana en su hogar a modo de enmienda es una referencia directa al libro. Me reí mucho, ¡soy muy fan de los Simpsons! Hay más similitudes pero son más sutiles...👅 
La historia en sí carece de grandes acontecimientos hasta el final pero te engancha igual. Te va llevando por el pueblo, te habla del colegio, de las distintas clases sociales, del verano y los problemas de los niños. Sutilmente dichos problemas se van enredando poco a poco con los de los más grandes y ahí empiezan los dramas. La maduración de los personajes es muy emotiva porque se da lenta y silenciosamente.

El mayor argumento es moral: no juzgar ni lastimar al otro por ser diferente. Es un libro muy tierno en ese sentido, porque son los valores que Atticus le quiere inculcar a sus hijos en un mundo que solo odia y teme. Por varios sitios leí que en los Estados Unidos se critica mucho esta obra por ser algo hipócrita. No es un himno a la diversidad racial como muchos piensan. Simplemente carece de elementos para llegar a tal punto. Habla de tolerancia en general y la pérdida de la inocencia. Roza temas como el rol de géneros, la complejidad de las normas sociales que son implícitas y que los niños luchan por descifrar y las falsas apariencias. Es muy buen libro retratando la vida en general. Después de todo, la escritora es sureña y ella solo retrató a su pueblo natal con sus encantos y defectos.

Mi opinión de este libro es que es muy tierno, amé cada página. El final me tuvo como loca porque no sabía qué iba a pasar y faltaban pocas hojas para terminarlo. Estuve leyendo toda la noche con el corazón en la boca, no podía dejarlo. Es un clásico cortito, de lectura fácil que tiene un rango de edad muy amplio. Es una historia que me dejó buen sabor, por así decirlo. ¡Super recomendada! 

"Antes de poder vivir con otras personas tengo que vivir conmigo mismo. La única cosa que no se rige por la regla de la mayoría es la conciencia de uno."

2 comentarios:

  1. Hola Ale!
    Conozco este libro de vista nomás, no me llama mucho leerlo pero me alegro que te haya gustado tanto.
    Besos!

    ResponderEliminar
  2. Al igual que comentó Juli más arriba, conozco el libro de vista y de haber leído muchas reseñas. Siento que ya es un clásico de la literatura.
    Espero este año poder dedicarle tiempo a su lectura, ya que es uno de mis grandes pendientes.

    Un beso grande
    Nati
    http://khaleesigeek.blogspot.com.ar/

    ResponderEliminar